La competencia que te compete

¿Hasta dónde me debe importar mi competencia?

Este tema es una pregunta que seguro te has hecho más de una vez; por eso hoy nos vamos a ir por partes.

Punto número uno… Necesitas a la competencia. Aunque no lo creas la competencia es un factor de inspiración o motivación para que no te quedes en tu espacio de confort y te mueva la innovación y la creatividad.

Punto número dos… la competencia aunque es un mal necesario debemos ser conscientes que darle tanta importancia tampoco es lo correcto…. en la mayoría de los casos, y sobre todo en los comienzos de los negocios en el caso de los emprendedores, suelen darle más atención de la necesaria y eso hace que pierdas la prioridad de tu estrategia de negocio. Así que no te enganches porque nada LE PUEDE MOVER MÁS A TU COMPETENCIA QUE TU CREATIVIDAD eso casi los pone más nerviosos que a ti porque por más que intenten superarte jamás podrán igualarte, pues siempre estarás un paso adelante.

Punto número tres… la competencia como negocio alterno. Quizás con este tema te preguntes qué quiero decir; pues bien, no sé si sepan, pero las grandes marcas en muchas ocasiones crean o se inventan una marca para ser ellos mismos su propia competencia, pero, ¿Con qué fin? Pues esto fomenta el consumo al provocar la demanda y así, nace la oferta de un producto que impulsa los mercados y la economía, así que también es negocio que tú mismo te inyectes de tu propio veneno.

Punto número cuatro… le da un valor agregado a tu producto. Con el simple hecho de que exista en el mercado un producto o servicio como el tuyo, permite que tu producto se cotice o se desvalorice según esté rankeado en el mercado, esto quiere decir, que tu producto, gracias a la misma competencia, lo puedes vender más caro en el mejor de los casos o más barato.

Punto número cinco… la competencia como el enemigo íntimo. Aquí sí ponte las pilas, porque cuando la competencia intenta infiltrarse en tu equipo, o bien, robar parte de tu conocimiento o estrategias de crecimiento para usarlo a su favor, es cuando debes sacar todo tu arsenal para defenderte tanto legalmente como personalmente. No permitas que sus intenciones te amedrenten, aprende a ponerles un alto y que sepan que en ningún momento les tienes miedo y que no permitirás que su falta de talento, interfiera con tu perfil de crecimiento.

Espero que les sirvan estos cinco puntos y recuerda que en DCMEDIA siempre estamos disponibles para formar parte de su estrategia de crecimiento.

Nos vemos @cynthia_laregiaTV

Comparte:

It's not what you sell
It's how you sell it. - Michael Saraf